Estadísticas: Casos tratados en 2015

Durante 2015 el Consejo de Autorregulación Publicitaria analizó 34 piezas, en línea con el promedio habitual de la cantidad de casos tratados en los últimos años.

Entre los motivos de las solicitudes se observó una mayor preocupación ante contenidos susceptibles de afectar la sensibilidad de diferentes públicos, más allá del target, siendo uno de los motivos principales para solicitar la intervención (32%), seguido por cuestiones relativas a la lealtad comercial (23%).



Si bien el sistema es utilizado mayormente por la industria (un 44% de los pedidos de análisis fueron efectuados por empresas), corresponder señalar que el CONARP también atiende inquietudes de consumidores, particulares y otros organismos, sobre piezas publicitarias específicas difundidas en el mercado local.



Sobre el total, la mayor parte de las resoluciones (29%) fueron llamados a la reflexión a las partes involucradas, advirtiendo sobre la necesidad de extremar los recaudos en el uso de determinados recursos, recomendándose para ello, en todos los casos, la adopción del Código de Ética y Autorregulación Publicitaria como guía para las comunicaciones comerciales y publicitarias futuras.



Como es habitual, la mayoría de las piezas analizadas fueron audiovisuales (televisión y redes sociales).

Como conclusión, corresponde recordar que la práctica de la autorregulación es una forma de prever y prevenir posibles efectos no deseados en los diferentes públicos con consecuencias siempre negativas para la imagen de las empresas anunciantes, la salud de las propias marcas y la reputación de la Industria y de la Publicidad, preservando así la credibilidad y confianza de los consumidores y de la sociedad.

Volver