El parlamento europeo aprueba una Resolución para impulsar el Mercado Único Digital en la que reconoce y fomenta el uso de la autorregulación

En enero último, el Parlamento Europeo emitió una Resolución sobre la iniciativa "Hacia un Acta del Mercado Único Digital" en la que se incluyen varios párrafos de reconocimiento y fomento de los que denomina "medios no legislativos" y, en particular, de la autorregulación en el ámbito digital y audiovisual, lo que supone un importante aval normativo para la autorregulación publicitaria en la Unión Europea.

Al respecto cabe destacar, entre otras menciones, la que se hace en la propia introducción del documento sobre por qué es necesario un mercado único digital, considerando que "una mejor reglamentación implica la adopción de un enfoque con respecto a la legislación que sea digital por defecto, que esté basado en principios y que sea neutral desde el punto de vista tecnológico" y que, asimismo, en la era digital es necesario contemplar el uso complementario de medios no legislativos y de otros marcos jurídicos.

El Director General de la European Advertising Standards Alliance (EASA), organismo europeo de autorregulación publicitaria que fomenta la publicidad responsable, Oliver Gray, destacó que "desde EASA hemos acogido con gran satisfacción esta Resolución del Parlamento Europeo porque reconoce el papel tan importante que medios no regulatorios bien diseñados que sean tan efectivos como la autorregulación pueden tener en la Era Digital. El uso de mecanismos de autorregulación flexibles y rápidos que permitan dar respuesta a las tecnologías en constante cambio y a las necesidades de los consumidores de transparencia, opciones de elección y control, es más importante que nunca en un mercado único digital creciente".

Por otra parte, en el apartado de la Resolución relativo a la creación de unas condiciones adecuadas y equitativas para las redes digitales avanzadas y los servicios innovadores, se pone de relieve que el principio del país de origen recogido en la Directiva de servicios de comunicación audiovisual es un prerrequisito necesario para poder ofrecer contenidos audiovisuales más allá de las fronteras territoriales. Asimismo, y también en relación con este principio, se destaca que "para luchar contra la práctica consistente en la búsqueda del foro más favorable, el país de origen del beneficio publicitario, el idioma del servicio y el público destinatario de la publicidad y del contenido deben formar parte de los criterios para determinar o impugnar el país de origen de un servicio de comunicación audiovisual".

También en el ámbito de la normativa audiovisual, el Parlamento señala que la modificación de la citada Directiva "debería reducir la reglamentación y reforzar la corregulación y la autorregulación, equilibrando los derechos y las obligaciones de las entidades de radiodifusión con los de otros operadores del mercado mediante un marco regulador horizontal que abarque los distintos medios" y que "debería concederse la prioridad al principio de reconocimiento y distinción claros de publicidad y contenido de los programas frente al principio de separación entre publicidad y contenido de los programas".

Fuente: Autocontrol (España) – marzo 2016

Volver