COMUNICACIÓN RESPONSABLE
Del compromiso individual a la construcción colectiva

Por Verónica Rodríguez Padilla (*)

En el Consejo Publicitario Argentino creemos en la publicidad como una valiosa herramienta para la promoción de cambios de conductas positivos en la población. Desde esta convicción, claramente, somos conscientes del poder de la comunicación a la hora de crear comportamientos, generar cultura o imponer tendencias. La Publicidad y el Marketing responsables hablan, justamente, de un compromiso del sector publicitario de comunicar para la construcción de una sociedad más consciente. Valores como la transparencia, el respeto, el cuidado del medioambiente, la convivencia, la tolerancia, la igualdad; son fundamentales a la hora de pensar en una publicidad responsable que es, además, un concepto que cada vez resuena más y es más valorado por los consumidores.

Estamos ante un cambio de paradigma, que se inclina positivamente hacia el concepto de sustentabilidad. Las marcas le van dando, poco a poco, cada vez más interés al sentido de sus comunicaciones y al propósito de sus productos. La tendencia, que es mundial, se va haciendo eco en nuestro país, con marcas cada vez más interesadas en mostrar su compromiso, atentas a un público joven que también se muestra cada vez más exigente a la hora de elegir qué consumir y qué no. Mucho hemos hablado durante 2015, en las charlas que organizamos y en informes especiales de nuestra revista, sobre un estudio que realizó Havas en España, que muestra que menos del 10 por ciento de las marcas aportan valor a los consumidores. En otro informe que compartimos acerca de los millennials, generación que se presenta con un alto compromiso en cuestiones sociales, descubrimos que la mitad de ellos valoran a aquellas marcas cuyos propósitos están vinculados con la mejora de la sociedad y el cuidado del medioambiente.

Estos datos, que son muy alentadores para la sociedad, se presentan también como un llamado de atención hacia todos los profesionales que estamos involucrados en el sector de la comunicación. Nos brindan la oportunidad y el desafío de transformar nuestros mensajes, para que sean más coherentes con el mundo en el que anhelamos vivir. Y desde el Consejo seguimos apostando, como hace 55 años, al contagio de ideas nobles y acciones con impacto.

En este sentido, aportamos nuestro grano de arena a través de las actividades que encaramos. Seguimos alentando el desarrollo de campañas de comunicación responsable a través de los Premios Obrar, un certamen único en nuestro país que premia exclusivamente a aquellas campañas publicitarias de bien público realizadas por empresas, organizaciones y estudiantes universitarios, con un impacto tangible en nuestras comunidades. Este año vamos por la 7ª edición y esperamos que, como en cada oportunidad, el caudal de casos presentados nos siga demostrando que cada vez son más quienes apuestan al desarrollo de campañas de comunicación con una mirada sustentable.

Además, a través de nuestras campañas, haremos una apuesta fuerte por la educación, para seguir tomando conciencia de su importancia como base de la estructura social. Para cuidar la convivencia en las aulas, con la continuidad de la campaña sobre Bullying, “Si no hacés nada sos parte”, esta vez llamando la atención sobre la expansión de esta práctica a través de las redes sociales. Y seguiremos también con el foco puesto en los valores, y en cómo realizar nuestros sueños es un acto que impacta positivamente no solo en nuestra vida sino también en nuestra sociedad.

Desde nuestro accionar, seguimos creyendo y apostando a los cambios de conductas individuales, convencidos de que son el motor de los cambios colectivos. Del mismo modo creemos que la toma de conciencia personal de quienes trabajamos en comunicación podrá contribuir genuinamente a este cambio de paradigma, poniendo atención en el contenido de los mensajes que brindamos para que vayan en línea con los principios y valores que figuran en el Código de Ética y Autorregulación Publicitaria, y en las propias dinámicas de producción que utilizan nuestras empresas, que hacen también a su propósito. Este cambio de actitud, además de potenciar los aspectos más nobles de nuestra profesión, tendrá como consecuencia la construcción colectiva de una sociedad mejor.

(*) Presidente del Consejo Publicitario Argentino (CPA),
El CPA es socio adherente del CONARP.

Volver