Los cinco cambios fundamentales que traen los nuevos Estándares GRI

Global Reporting Initiative (GRI) es una institución independiente que creó el primer estándar mundial de lineamientos para la elaboración de Reportes de Sostenibilidad. Recientemente, anunció nuevos estándares que introducen cambios a la hora de reportar. Entre ellos, nuevos requisitos en “Responsabilidad de productos”, que implican informar si un producto o servicio fue prohibido en algún mercado o si fue sujeto a críticas por parte de los distintos públicos.

Los nuevos estándares se deberán aplicar en todos los informes que se publiquen a partir del 1 de julio de 2018, fecha hasta la cual aún podrá reportarse con GRI G4. A continuación presentamos un punteo de los cinco cambios fundamentales que traen los Estándares.

1. Los conceptos del G4 se mantienen pero en nuevo formato
Los Estándares GRI utilizan los conceptos principales del G4 pero con nuevos formatos y estructuras. Los Estándares están estructurados como un conjunto de normas interrelacionadas, es decir que han sido desarrollados principalmente para ser utilizados en conjunto. Además, se amplían las aclaraciones y explicaciones respecto a conceptos clave que no estaban bien delimitados en G4 como los conceptos de alcance y cobertura.
Los nuevos estándares también buscan resolver algunas duplicidades que se daban en el GRI G4 reorganizando la información. Por ejemplo, todos los indicadores relacionados a involucramiento de grupos de interés que en el G4 se duplicaban en varias secciones han sido concentrados en la sección “Stakeholder engagement” (GRI 102: General Disclosures). Lo mismo con algunos indicadores duplicados sobre cadena de valor.

2. Cambios fundamentales en terminología
Uno de los principales cambios detectados en el documento "Mapping G4 to the GRI Standards" elaborado por GRI para mapear las diferencias con el G4, es la diferenciación entre el término empleado/ trabajador (employee/ worker).
Según el documento de GRI, la revisión de esta terminología responde a que gran parte de las actividades de una organización son realizadas por trabajadores y no necesariamente por empleados. Las organizaciones deberán informar si una significativa porción de sus actividades son realizadas por trabajadores que no son empleados. GRI añade el requisito de describir la naturaleza y escala de este trabajo de trabajadores no empleados. Y además exige informar el número total de empleados con contrato de empleo y tipo de contrato (full time o part time). Otro requisito es informar las acciones tomadas por la organización para garantizar que estos trabajadores (no empleados) reciben el salario mínimo sujeto a reglamentación.
Otro cambio de terminología se da en relación al concepto de materialidad. El término “Aspecto” cambia por el de “Temas” (Topics). Los Estándares aclaran que las organizaciones deben informar de todos sus “temas” materiales. Esto puede incluir temas materiales que pueden estar vinculados a los temas tratados en el Estándares específicos (serie 200, 300 y 400), así como los temas que no están cubiertos por ellos. Además, el concepto de “Boundary” se ha simplificado para ser más claro y alinearse más estrechamente con las Directrices Ruggie. Ahora se solicita una descripción de "dónde ocurren los impactos" para cada tema material, y "la participación de la organización en esto impactos”, sea en sus operaciones o en sus cadenas de valor.

3. Flexibilización de algunos requisitos
La Declaración del máximo representante de la organización pasa a de ser requisito a ser recomendación (Ver clausula 2.1). También la descripción de impactos, riegos y oportunidades.
Se produce una flexibilización en el reporte de indicadores de diversidad. El indicador G4 que pedía un desglose de empleados por grupos minoritarios ya no es requisito. Las organizaciones solo deberán proporcionar un desglose en indicadores de diversidad “donde sea relevante”.
El uso de la matriz de doble entrada para presentar el análisis de materialidad ya no es un requisito pero sí las empresas deberán identificar los asuntos materiales basado en dos dimensiones: los impactos sociales, económicos y ambientales de la organización; y la influencia en la decisión de los grupos de interés.
Finalmente el índice o Tabla de Indicadores GRI se ha flexibilizado en el formato de presentación, el formato tabla sólo es una recomendación ahora.

4. Nuevos requisitos en responsabilidad de productos
En la sección de productos se agregó el requisito de explicar si algún producto o servicio ha sido prohibido en algún mercado. También se deberá explicar si algún producto o servicio es sujeto de críticas por parte de los grupos de interés y o si la opinión pública ha sugerido recomendaciones sobre estos productos.

5. Expansión de requisitos en cadena de valor
El Indicador G4-12 que solicitaba describir la cadena de suministro de la organización fue expandida para cumplir expectativas de reporte más específicas. Ahora las organizaciones deberán también reportar los principales elementos de su cadena de suministro y su relación con las actividades, marcas principales, productos y servicios. Además, se han reducido duplicidades a la hora de reportar sobre cadena. Se dejará de reportar por separado las evaluaciones en criterios sociales a la cadena de valor, sus impactos negativos, entre otros. Ahora todo deberá ser reportado en un solo indicador junto a los criterios en prácticas laborales, DD.HH, e impactos sociales de la cadena de valor.
Entre las cosas que no cambiaron son las opciones Core y Comprehensive, la importancia de la definición y el análisis de materialidad, la relevancia del involucramiento con los grupos de interés.

Fuente: ComunicaRSE

Volver