Es bueno recordar cuán valiosa es la publicidad

Por Philip Perez
Presidente de la Cámara Argentina de Anunciantes

Ultimamente, la publicidad está siendo atacada en el mundo entero. Pareciera que la solución que ofrecen los gobiernos y legisladores a cualquier mal que padezca la sociedad, se resume en “prohibamos la publicidad”. Este razonamiento, que a menudo busca un chivo expiatorio para esconder la ineficiencia del Estado, peca de 2 falacias:
• Atribuye a la publicidad privada de bienes y servicios un exagerado papel en la formación de valores, creencias o conductas en la sociedad.
• Desconoce el aporte positivo de la publicidad para los consumidores, para la economía y para la sociedad en su conjunto.
Como anunciantes, sabemos que la publicidad es valiosa para nosotros, pero parece prudente volver a analizar cuán valiosa es, también, para el resto de la sociedad ahora que esa moda de querer prohibirla llegó también a nuestro país.

La publicidad es valiosa para el consumidor
La publicidad incrementa el valor que reciben los consumidores. Al ayudar a las compañías a diferenciarse unas de otras, la publicidad estimula la competencia, promueve la innovación y la diferenciación, y acelera el conocimiento de los nuevos productos y diseños. Con mayor competencia, disminuyen los precios y se incrementa la calidad.
La publicidad promueve la elección del consumidor. La publicidad permite a las compañías informar acerca de los diferentes productos que ofrecen en respuesta a los diversos gustos y necesidades. Por consiguiente, pueden ofrecer una gama mucho más amplia de opciones que si no contasen con esta herramienta. Al hacer saber de estas opciones, la publicidad ayuda a ejercer el derecho de los consumidores a elegir.

La publicidad es valiosa para la economía
La publicidad impulsa el crecimiento económico. Existe un vínculo irrefutable entre los índices de inversión en publicidad y el crecimiento del PBI de los principales mercados. Un reciente estudio de Deloitte en numerosos países, demuestra este efecto multiplicador de la publicidad e indica que cada dólar invertido en publicidad genera de 6 a 7 dólares adicionales de PBI. Los aumentos de inversión en publicidad tienen un impacto beneficioso en el PBI que se empieza a sentir casi de inmediato.
La publicidad crea puestos de trabajo. La industria de la publicidad es por sí misma un enorme empleador de trabajos creativos y de calidad que, además, son especialmente atractivos para los jóvenes. Pero, además, la publicidad permite el desarrollo de todas las industrias creativas que producen infinitos contenidos audiovisuales, especialmente para Internet, que se financia gracias a la publicidad. Por último, a través de su efecto positivo en el crecimiento, la publicidad ayuda a generar empleo en muchas otras industrias.

La publicidad es valiosa para la sociedad
La publicidad es la sangre de los medios. La publicidad financia un amplio abanico de medios de comunicación diverso y pluralista. Sin la publicidad, muchos de los medios de comunicación del mundo, tal como los conocemos, incluyendo la abrumadora mayoría del contenido de Internet, no existirían. Financia todas las búsquedas que son gratuitas para el consumidor y facilita el comercio electrónico.
La publicidad financia los deportes y la cultura. La publicidad y el auspicio desempeñan un rol esencial en lo que respecta a hacer posible eventos, tales como los Juegos Olímpicos y la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA. Además, los anunciantes subsidian y pagan exhibiciones de arte y eventos culturales de todo tipo

Es por todo ello, que debemos luchar incansablemente para la defensa de la libertad de expresión comercial, dentro del marco del Código de Etica y Autorregulación Publicitaria, uno a de las razones de ser de nuestra Cámara.

Fuente: Buenos Anuncios - Diciembre 2016

Volver