“La autorregulación publicitaria es una herramienta ágil y eficaz para abogar por un marketing responsable”

Este sistema permite proteger los intereses de los consumidores como así también de las empresas competidoras sentando principios de ética para una comunicación responsable”, señaló Romina Tenca, Marketing Legal Counsel de Unilever e integrante del Comité del CONARP. En la nota, reflexiona sobre la situación de la publicidad, la importancia de la comunicación responsable y el compromiso de Unilever en este sentido, donde destaca la iniciativa #unstereotype para evitar estereotipos negativos en la publicidad.

¿Qué entiende por publicidad y marketing responsables?

El marketing responsable son aquellas publicidades que toman en cuenta el entorno y contexto social en el que se desenvuelven. Es consciente del impacto que los mensajes que comunican pueden causar en la sociedad, ya sea en las personas como en el medio ambiente.

¿Cuál cree que es la importancia de la comunicación responsable dentro de las grandes empresas?

Hoy en día no es suficiente ofrecer productos y/o servicios que satisfagan las necesidades de los consumidores a precios accesibles, sino que además las empresas tienen el desafío de ofrecer un valor agregado que tenga un impacto en el consumo responsable, en el ambiente y en la sociedad.
Los consumidores frecuentemente se sienten identificados con ciertas marcas y esperan que éstas transmitan y compartan sus mismos valores, por lo que las grandes empresas no pueden ser ajenas a esto y deben mostrar compromiso frente a los intereses que sus consumidores persiguen.

“El marketing responsable es consciente del impacto que los mensajes que se comunican pueden causar en la sociedad, ya sea en las personas como en el medio ambiente.”

¿Qué opina sobre el sistema de autorregulación publicitaria?

La autorregulación publicitaria es una herramienta ágil y eficaz para abogar por un marketing responsable. Este sistema permite proteger los intereses de los consumidores como así también de las empresas competidoras sentando principios de ética para una comunicación responsable.
Las empresas anunciantes debemos fomentar la autorregulación adhiriendo sus prácticas a códigos de ética publicitarias en beneficio de los consumidores y sometiendo las divergencias que en materia publicitaria pudieran surgir entre competidores al análisis de organismos de autorregulación.

¿Cuál es el compromiso de Unilever con el marketing y la publicidad responsable, en tanto aspectos de la Responsabilidad Social Empresaria (RSE)?

La publicidad puede ser una fuente poderosa si es manejada con un propósito positivo de cambio de cultura. Creemos que es nuestra responsabilidad como industria estar al frente de este cambio representando a la gente como realmente es hoy en día.
Los estereotipos negativos en la publicidad son un problema permanente para todos los géneros. En Julio del año pasado Unilever anunció #unstereotype, una ambición global para todas sus marcas y la industria en general para alejarse de este tipo de estereotipos, generando campañas más frescas y relevantes para los consumidores de hoy en día. Se buscó evolucionar en los patrones de género en los anuncios dándole un enfoque especial a la mujer en tres aspectos: Rol, Personalidad y apariencia. De este modo, se buscó representar las aspiraciones y logros más sobresalientes de la mujer más allá de lo relacionado con el producto y convertir la figura de la mujer en una más auténtica presentada en una atmosfera positiva y creativa para que los consumidores se sientan libres de ser quienes son.

“El desafío está en aprovechar las herramientas digitales para estar presentes para los consumidores en el momento indicado con contenido relevante, que se acerque cada vez más a sus necesidades y pasiones.”

¿Cómo ve a la publicidad argentina actual? ¿Qué oportunidades y desafíos tiene por delante?

La publicidad ha ido cambiando a lo largo del tiempo de igual modo que los consumidores de hoy no son los mismos que los de antes. El desarrollo tecnológico ha traído consigo una ola de cambios que se extiende al mundo de la publicidad en donde las empresas tienen el desafío de seguir comunicando pero en un contexto distinto en donde todo queda registrado. El consumidor actual paga por no ver publicidad, la publicidad de interrupción ya no es efectiva. El desafío está en aprovechar las herramientas digitales para estar presentes para los consumidores en el momento indicado con contenido relevante, que se acerque cada vez más a sus necesidades y pasiones.

“Hoy en día no es suficiente ofrecer productos y/o servicios que satisfagan las necesidades de los consumidores a precios accesibles, sino que además las empresas tienen el desafío de ofrecer un valor agregado que tenga un impacto en el consumo responsable, en el ambiente y la sociedad.”

Volver