Colombia: crearon la Comisión de Autorregulación de Comunicación Comercial

La Asociación Nacional de Anunciantes (ANDA) y la Asociación Nacional de Empresarios (ANDI) firmaron el acta de constitución de la nueva Comisión de Autorregulación de Comunicación Comercial de Colombia.

Esta iniciativa nace con el objetivo de garantizar una comunicación comercial responsable, consolidando la autorregulación. La ANDA y la ANDI, en representación de sus empresas afiliadas, lideraron un proceso que duró dos años. Los actores de la industria de la comunicación comercial en Colombia representan el 0,4% del PIB.

Elizabeth Melo, presidente ejecutiva de ANDA, explicó: “Los anunciantes han identificado una necesidad de unirse para alinear los códigos ya existentes y reformarlos de acuerdo a las necesidades del sector. Así nace este sistema de autorregulación, que además va acorde con los estándares internacionales”.

El propósito con este acuerdo es que las marcas tengan una guía que fije reglas claras, encaminadas a promover buenas prácticas, y una actuación responsable y transparente de las marcas frente a sus consumidores.

Además, Melo agregó que la Comisión actuará como persona jurídica de derecho privado y será el encargado, con las características de una corporación, de enfrentar los desafíos que propone la construcción y desarrollo de una industria cada vez más responsable.
En países como Inglaterra, este modelo de autorregulación es la norma y ha conseguido logros como la protección de menores de edad ante productos no aptos para ellos y un uso adecuado de la imagen femenina en la publicidad.

Por su parte, Pablo Felipe Robledo, superintendente de Industria y Comercio, dijo que el portfolio de servicios es, en sí mismo, una gran novedad para la autorregulación en Colombia y pondrá a la Comisión “en un futuro, ojalá próximo, a la altura de los estándares internacionales más exigentes en la materia”.

Con la firma del acto de constitución de este nuevo organismo independiente, los anunciantes se comprometen con la protección de los consumidores, pero también de sus marcas, su reputación y el valor compartido por sus empresas.
El ente será el encargado de proteger los intereses de los consumidores, pero también de otras manifestaciones de la industria, así como de prevenir y resolver las controversias que eventualmente puedan surgir.

La tarea que nos queda por delante es fortalecer esta instancia ética y así cumplir con la misión que los anunciantes nos hemos fijado de generar un nivel de confianza cada vez mayor por parte del consumidor y poder entregarle siempre información veraz, legal, honesta y leal”, concluyó Melo.

Fuente: Adlatina

 

Volver