Newsletter #80 - Septiembre 2018

La industria del vino español refuerza su autorregulación publicitaria

La Interprofesional del Vino de España (OIVE) presentó el nuevo Código de Comunicación Comercial del Vino que entró en vigor el pasado 1 de agosto.

El Código es un conjunto de reglas para la autorregulación de la publicidad y las comunicaciones comerciales que tiene por objetivo que el sector “siempre lleve a la sociedad un mensaje de moderación y responsabilidad en el consumo de vino en todas sus comunicaciones comerciales”.

El presente Código refuerza el que ya firmó en 2008 la Federación Española del Vino en el marco del programa Wine in Moderation-Art de Vivre. Diez años después la OIVE refuerza este compromiso y clarifica algunos aspectos que suscitaban dudas. Entre las novedades del nuevo Código destacan la ampliación en el grado de cobertura que incluye radio y medios digitales y la inclusión también a vinos y bebidas sin alcohol. Además, el Código hace especial hincapié en la incompatibilidad del consumo de alcohol en menores de edad, embarazadas y en la conducción.

Ángel Villafranca, Presidente de la OIVE, destacó que este código “es el resultado del trabajo y esfuerzo de una interprofesional que agrupa a todas las entidades representativas de la cadena de valor del sector vitivinícola español”. Y en referencia a la colaboración de Autocontrol, afirmó que “necesitamos que ejerza de árbitro alguien que no sea del sector y que esté acostumbrado lidiar con las discrepancias, tener organismos que nos garanticen ciertas normas”.

Los operadores y organizaciones que deseen adherirse a este Código de Autorregulación deberán hacerlo mediante el procedimiento establecido en la web www.wineinmoderation.eu

Por parte de AUTOCONTROL, su Director General José Domingo Gómez, destacó que este código “muestra un alto grado de madurez por parte de la Interprofesional del Vino de España, al ceder la vigilancia de su cumplimiento a un organismo independiente”. El nuevo Código de Comunicación Comercial del Vino “no es sólo un catálogo de buenas intenciones, sino que además es comprobable y puede monitorizarse su aplicación”.

Por último, José Miguel Herrero Velasco, Director General de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se mostró “gratamente sorprendido por el compromiso que el sector ha adquirido al imponerse voluntariamente unas normas que, además, están vigiladas por Autocontrol, lo cual es una muestra de prestigio”. “El vino ocupa un papel protagonista en la cadena alimentaria, por lo que necesitamos sectores potentes y competitivos e impulsaremos herramientas para facilitar la comunicación interior y con terceros países”, afirmó Herrero.

Fuente: comunicaRSE

Volver